Quienes somos

Historia

 

La Higuera es una viña patrimonial de fines del Siglo XIX. Su historia está indisolublemente ligada a las tradiciones vitivinícolas de un territorio, a costumbres y formas de vida que han prevalecido por más de 100 años y que conforman una  identidad cultural única e irrepetible. Las actuales generaciones están llamadas no solo a preservar esta identidad cultural sino también a difundirla y valorarla.

Viña La Higuera de Loncomilla

Viña La Higuera de Loncomilla estuvo originalmente plantada con la tradicional cepa país traída a Chile por los españoles en la época de la Conquista.

Algunos vestigios del pasado se pueden observar en los lagares donde se hacía la molienda, y en las ruinas de su antigua bodega de gruesas paredes de adobe. En las paredes de los lagares es posible leer antiguas inscripciones del año 1943, en las que se anotaban las producciones del día en arrobas (escrita con el símbolo @), según las cuales se ordenaban los pagos por jornada.

El envasado se hacía en la clásica damajuana de vidrio de 5 litros, cubierta con la canastita de mimbre; característica de la época.
La propiedad de la viña La Higuera se va traspasando de generación en generación de don Ernesto García Gana a su cuñada Domitila Zañartu, de ella a su hija Carmen García Zañartu y de ella a sus hijos Magdalena, Guillermo y Felipe Tupper García.
En el recuerdo quedó la otra propiedad familiar en San Javier, la casona de la Quinta El Lucero, propiedad de Raquel García Zañartu, lugar de frecuentes reuniones familiares, que sufrió daños irreparables en el terremoto del 2010, debiendo demolerse. Hoy es un lugar de eventos sociales, pero ya sin el encanto y señorío que le otorgaba la antigua casona.
La Higuera sufre su mayor transformación entre los años 2006 y 2014, bajo la administración en calidad de arrendataria de la viña O ‘Fournier de origen francés que la transforma, mediante injertos sobre la variedad país, en lo que es hoy en día; una viña boutique con 6 cepas de exportación que le dan un nuevo impulso y posibilidades para producir, ya sea uva vinífera de calidad o vinos de guarda. Las variedades que hoy la componen y su superficie en hectáreas son:
Syrah (6,5), Cabernet Franc (8,00), Merlot (7,0), Carignan (6,3), Cabernet Sauvignon (10,0) y Sauvignon Blanc (1,3).

Características Geográficas

Su configuración geográfica, rodeada de cerros cubiertos de retazos de bosque nativo maulino y delimitada al este por el río Loncomilla, a pocos metros de su confluencia con el Maule, la convierten en una viña que escapa a las clásicas viñas plantadas sobre el gran batolito de granito del secano costero. La viña misma se puede definir como una terraza aluvial, con un suelo medianamente profundo de textura areno franca. La acción moderadora que ejerce el río sobre las bajas temperaturas la protegen de las temidas heladas de primavera. Este se presenta en un profundo desnivel en relación con el terreno, configurando una suerte de acantilado muy pronunciado en el sector sur que luego va moderándose hacia el norte.

Misión

Lograr que las potencialidades naturales del viñedo logren su máxima expresión y plena identificación con su geografía, clima y suelos, aportando un producto que sea apreciado y reconocido por sus consumidores.

Visión

Ser una fuente de uva vinífera de calidad para viñadores de la zona y a la vez producir vinos especiales en pequeña escala, que sean representativos del terroir del Valle del Loncomilla, destinado a clientes nacionales y extranjeros, manteniendo un firme compromiso ambiental y social acorde con las demandas de la sociedad moderna.

Tupper Family Wines © 2020 | Diseño web Mdi360.cl

Carrito

0

No hay productos en el carrito.

EnglishSpanish